viernes, 31 de diciembre de 2010

Nueva tipología de Instituciones de Educación Universitaria


Todas las instituciones de educación universitaria son públicas,
puestas al servicio del logro de la suprema felicidad social del pueblo
…”,
Artículo 12 de la nueva Ley de Educación Universitaria
Conforme al artículo 2 de la Ley de Educación Universitaria [LEU] sancionada por la Asamblea Nacional el pasado 23 de diciembre del 2010, cuya promulgación y publicación oficial es inminente, esta se aplica a la sociedad y en particular a las personas naturales y jurídicas, instituciones universitarias de carácter oficial, las de gestión popular, las de gestión privada y demás organizaciones que componen el Subsistema de Educación Universitaria. De esta forma, la Ley elimina la distinción hoy día vigente entre universidades nacionales y universidades privadas; entre universidades nacionales llamadas “autónomas” y universidades nacionales experimentales; y elimina también al Consejo Nacional de Universidades [CNU], una instancia de coordinación del sector universitario que por no estar integrada a la jerarquía del Poder Ejecutivo y al estar fundamentalmente compuesta por los rectores universitarios, es una garantía de la autonomía y por ello, un componente fundamental del sistema autonómico universitario.
En lugar de lo anterior, la LEU define a las instituciones de educación universitaria como “organizaciones que integran y desarrollan los procesos de formación integral, creación intelectual e interacción con las comunidades, para la consecución de los fines de la educación universitaria y del Estado” (Art. 12), en otras palabras, serán organizaciones que integran y desarrollan lo que hoy día conocemos como docencia, investigación y extensión, para conseguir al menos los siguientes fines (Art. 5):
1.    Formar en, por y para el trabajo creador y liberador, que proporcione la mayor satisfacción posible a los trabajadores, que consolide el modelo productivo endógeno y sustentable, las nuevas relaciones solidarias y de cooperación en el trabajo y modelos de organización productiva de propiedad y gestión social, en la búsqueda de la independencia y la soberanía científica y tecnológica del país.
2.    Construir proyectos, perspectivas, alternativas, programas e innovaciones que contribuyan a crear y consolidar la plataforma científica tecnológica de un nuevo modelo social incluyente, orientado a satisfacer las necesidades del pueblo y superar las desigualdades sociales.
3.    Desarrollar el talento humano al servicio de la transformación cultural educativa para la formación de una nueva ciudadanía que se cultiva en el espacio de lo público con elevada conciencia social y conducta ética.
4.    Consolidar la unión e integración de los pueblos de América Latina y el Caribe de Nuestra América, del Sur y del mundo, bajo la perspectiva pluripolar de la nueva geopolítica internacional y la solidaridad en la lucha contra toda forma de discriminación e injusticia.
En atención a los artículos 12 a 18 de la LEU, se clasifica a las instituciones de educación universitaria según su naturaleza y según quién la gestione, dando origen a la siguiente tipología:
1.    IEU de carácter oficial: creadas por el Ejecutivo Nacional, parte integrante de la Administración Pública Nacional y su financiamiento es de origen fiscal. Sus programas de formación hasta el nivel de pregrado universitario deben ser gratuitos. Se clasifican a su vez en:
A.   Universidades oficiales: Desarrollan de forma integral e integrada sus procesos fundamentales en las diversas áreas del conocimiento. Todas serán nacionales y su denominación estará sujeta a la naturaleza, vocación y objetivos de las mismas. Tendrán la naturaleza jurídica de entes descentralizados funcionalmente con forma de Derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propio, adscritas presupuestariamente al Ministerio de Educación Universitaria.
B.   Institutos universitarios de Estado: Sus procesos fundamentales están dirigidos a la formación en áreas, ámbitos y especialidades específicas requeridas para el cumplimiento de funciones de organismos y entes del Estado. Podrán desarrollar programas de pregrado o postgrado, en campos de conocimiento orientados al estudio de problemas de las diversas dimensiones de la realidad, en correspondencia con los planes de desarrollo nacional. Tendrán la naturaleza jurídica de órganos desconcentrados del Ministerio al que corresponda, según el Decreto de creación respectivo.
2.    IEU de gestión popular: creadas por iniciativa de las organizaciones del Poder Popular, previa autorización del Ejecutivo Nacional, autogestionadas o cogestionadas con el Estado. Estarán especialmente orientadas a la autoformación colectiva, integral, continua y permanente del pueblo en las diversas áreas del saber, a fin de establecer las condiciones de organización y autoorganización popular para impulsar y consolidar las nuevas relaciones sociales de producción, en el marco de la construcción de la Patria Socialista Bolivariana. Podrán ser financiadas con recursos propios, públicos o mixtos. No se indica explícitamente si pueden ser universidades o institutos universitarios.
3.    IEU de gestión privada: Serán “aquellas propuestas por fundaciones que tengan como fin exclusivo desarrollar los procesos fundamentales de la educación universitaria en las diversas áreas del saber”, y el Ejecutivo Nacional “podrá otorgar la autorización de creación y funcionamiento, previo cumplimiento de los requisitos éticos, académicos, científicos, económicos, de planta física y los demás que establezca el Ministerio con competencia en materia de educación universitaria”.
Nada establece la LEU en cuanto a la naturaleza jurídica de las IEU de gestión popular, y en cuanto a las de gestión privada, se señala que tendrán forma jurídica de fundaciones. No obstante, el artículo 12 de la LEU prescribe que “Todas las instituciones de educación universitaria son públicas, puestas al servicio del logro de la suprema felicidad social del pueblo…”, lo que aparentemente significa que todas las IEU, sin distinción alguna, oficiales o no, serán públicas. Si así fuere, el artículo 12, conectado con otros contenidos en la Ley, implicarían la estatización o nacionalización de toda la educación universitaria, y sería ello lo que explicaría que a las IEU no-oficiales se les denomine IEU “de gestión popular” y “de gestión privada”. En otras palabras, todas las IEU serán Públicas y en todo caso gestionadas por el Estado, pero podrán serlo directamente por el Estado [las Oficiales], o indirectamente mediante Organizaciones del Poder Popular [las de Gestión Popular] o mediante fundaciones promovidas por particulares [las de Gestión Privada]. Por sus implicaciones, este asunto se analizará de manera específica en otro post.