martes, 14 de julio de 2009

¡A Venezuela no llegó la crisis!

El Presidente de Venezuela suele recordarnos con frecuencia que gracias al socialismo del siglo XXI, "a Venezuela no ha llegado la crisis mundial". Aún más, la mayoría de mis amigos suele decirme que a pesar de la multitud de males que padecemos los venezolanos, que no viene al caso mencionar ahora, al menos no estamos padeciendo la "crisis mundial", como sí la están padeciendo países como Estados Unidos o España, donde la caída del consumo, del crédito y de la producción es, aparentemente, brutal. Por varias semanas sucumbí a la tentación de creer que esta buena noticia era verdad, sin embargo, más allá de nuestras percepciones personales, las cifras y los datos estadísticos parecen indicar que esta no-crisis de Venezuela es solamente una ilusión.

Según reporta El Universal de hoy lunes 13 de julio, el Banco Central de Venezuela registra una fuerte caída de la producción industrial. Las estadísticas del BCV desnudan, dice el reportaje, que la industria venezolana, la tercera área de la economía en cuanto a creación de empleo y que representa el 17% del PIB, comienza a frenarse. Al contrastar los primeros dos meses del 2009 con el mismo período del 2008, la producción de la industria privada sufre un descenso de 7,4%. Si quiere ampliar esta información, puede verla en: http://www.eluniversal.com/2009/07/13/eco_art_banco-central-regist_1468606.shtml

El mismo periódico reporta hoy que la demanda comercial de calzado ha bajado 40% este año. Merma esta que ha generado una reducción en los puestos de trabajo. Aunque los fabricantes y comercializadores de zapatos nacionales todavía no son testigos de cierres de establecimientos o plantas, la capacidad utilizada para producir apenas es de 20% y durante este año la demanda en unidades de productos -a nivel de comercios- ha caído 40% durante este año. http://www.eluniversal.com/2009/07/13/eco_art_demanda-comercial-de_1468601.shtml

Ese mismo diario reportó en su edición de ayer que los comerciantes venezolanos padecen el fin del "boom" del consumo, y que las ventas en los centros comerciales han caído 40% en tres meses. Las ventas y la demanda de diversos servicios se han venido a menos, mientras tanto, algunos comerciantes buscan estrategias para sobrevivir en una economía que experimenta hoy las consecuencias de una expansión que no apuntó a ser sostenible en el tiempo. Otros, se han visto obligados a poner candados definitivos a sus tiendas. Las cifras dadas tanto por el BCV como por los propios privados representados en Consecomercio, evidencian que en Venezuela el consumo viene en caída libre. El BCV incluso ha rebajado en dos oportunidades las tasas de interés activas durante este año, a ver si la población se atreve a gastar más. Las estadísticas del BCV revelan que el crecimiento durante el 2009 del PIB en el sector comercio fue apenas 0,4%. Aún no se tienen los resultados del segundo semestre, pero las proyecciones no son alentadoras. Los centros comerciales dan cuenta de la desaceleración que experimenta el consumo, lo que ha derivado en que varios comercios han tenido que bajar sus santamarías definitivamente. Aunque la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo) no tiene cifras definitivas de medición sobre la rotación de los tiendas en los malls, su presidente Arnold Moreno explica que durante los primeros cuatro meses de este año se ha visto una rotación en los centros comerciales que supera a la que venía registrando. pr encima de la media que oscila entre 5% y 10%, por lo cual estima que en lugar de un decrecimiento hay una nivelación en la apertura y cierre de tiendas. En un recorrido realizado por El Universal en varios centros comerciales de la capital se constató que hay varios locales cerrados. http://www.eluniversal.com/2009/07/12/eco_art_comerciantes-padecen_1468796.shtml

Se reportó igualmente que ventas de las franquicias bajaron 25% en los seis primeros meses y que en lo que va de año entre 50 y 70 tiendas "franquiciadas" han cerrado sus puertas. En el primer semestre de 2009 las ventas de este sector comercial cayeron 25% con respecto al mismo período del año pasado, según informó Alfonso Riera, presidente de la Cámara Venezolana de Franquicias (Profranquicias). Las tiendas de ferretería y las de pintura son los rubros que presentan peor comportamiento en lo que va de año. El segmento de la moda y confección destaca como otro de los que han tenido una "merma importante" en las ventas. En cambio, los establecimientos de comida rápida, servicios, entretenimiento y atención infantil han tenido una contracción más leve. http://www.eluniversal.com/2009/07/12/eco_art_ventas-de-las-franqu_1468798.shtml

Asimismo, se reporta que tintorerías reportan caída de 30% en demanda del servicio. Entre 10 y 15% de la mercancía no es retirada por sus dueños. "Nuestro ramo no es la excepción en lo que es la regla actualmente dentro del sector comercial". La frase es de Giovanni Baglio, presidente de la Cámara Afiliada Nacional de Lavanderías, Tintorerías y Afines (Canalta), quien asegura que la demanda de este servicio cayó 30% en el primer semestre de 2009, en comparación con el mismo período del año pasado. http://www.eluniversal.com/2009/07/12/eco_art_tintorerias-reportan_1468797.shtml

Lo peor de la situación descrita es que, al contrario de lo ocurrido en Estados Unidos y en España, donde la contracción de la demanda y del consumo ha ocasionado una ruda "disminución" de los precios, provocando agresivas ofertas y rebajas, en Venezuela, "Salvo en alimentos la inflación no cede". Creo que los economistas lo llaman "estanflación", porque se mezcla el estancamiento económico con la inflación. Aunque el directorio del BCV festeja que la inflación del primer semestre es de 10,8%, una magnitud que si bien sigue siendo elevada es inferior al registro de 15,1% en el mismo lapso de 2008, la mala noticia es que la pérdida de empuje en los precios sólo se percibe claramente en los alimentos [buena parte de ellos con un precio regulado por el Estado] y camina sobre una base poco sólida. De acuerdo con la radiografía oficial, la población debe sentir un frenazo importante en el ritmo con que aumentan los alimentos que, después de elevarse 20,1% en los primeros seis meses del año pasado, sólo acumulan un avance de 3,3% en 2009. En el resto de las necesidades básicas no es igual, de hecho, hay incrementos importantes como en las bebidas no alcohólicas que registran un salto estelar de 22,6% versus 8,6% en el primer semestre de 2008; las medicinas y equipos terapéuticos, que aumentan 11% versus 9,1%; el servicio de transporte que se incrementa 20,1% en contraste con 18,1% y los artículos de cuidado personal que se encarecen 21,6% contra 13,5%. http://www.eluniversal.com/2009/07/12/eco_art_salvo-en-alimentos-l_1468581.shtml

Este cúmulo de informaciones nos propone seriamente una reflexión: ¿En verdad no ha llegado la crisis económica mundial a Venezuela? Pues si no llegó, tenemos entonces nuestra propia crisis. A Venezuela sí llegó la crisis, y como yo no soy economista, no sé si la mundial o la local, pero alguna crisis nos llegó. Digo yo, ¡ese es mi Punto de Vista!